¿En qué gastar tu dinero para ser feliz?
21 mayo, 2020
El porqué de un cuestionario para el seguro de vida
El porqué de un cuestionario para el seguro de vida
13 octubre, 2020

¿Por qué las deudas hipotecan tu libertad financiera?

Frustrated surprised bearded man in white shirt showing empty wallet while sitting in chair isolated over gray background

Cuando pides dinero prestado para comprar una casa, no hipotecas una vivienda, hipotecas tu libertad financiera. Lo mismo ocurre si te endeudas para comprar un coche, para amueblar el piso o para irte de vacaciones.

En la mayoría de los casos, cuando pides dinero prestado o te hipotecas, te conviertes en un esclavo de tus deudas y por tanto dejas de tener independencia financiera.

Evidentemente no todas las deudas son malas. Si al endeudarte consigues obtener un rendimiento superior al del coste de tu deuda o si esa deuda te permite incrementar tus ingresos, se trata de deuda buena.

Las deudas son una nueva forma de esclavitud del siglo XXI. Miles de ciudadanos, empresas y gobiernos enteros condenados a trabajar para pagar una deuda, que a veces es inasumible. Y todo por poseer un objeto o bien, que en ocasiones ni siquiera necesitamos.

La publicidad, los medios de comunicación y las facilidades que nos ponen los bancos, nos hacen creer que podemos comprar cosas para las que no tenemos dinero suficiente. Todo está pensado para activar nuestra codicia y nuestra envidia. Vemos que el vecino se ha comprado un coche de marca y anhelamos tener uno mejor y más nuevo.

Caemos en la trampa porque creemos que podemos pagarlo. Y esa trampa nos priva de nuestra libertad financiera.

No se trata de no gastar y convertirse en el más rico del cementerio. Tan esclavo es el que se endeuda en exceso, como el que se obsesiona con ahorrar el máximo posible dinero.

Acumular dinero no es un objetivo en sí. La libertad financiera, consiste en establecer unas metas financieras basadas en unas necesidades y poder cumplirlas en el momento deseado, con independencia de las deudas.

La libertad financiera requiere ser capaz de no asumir riesgos financieros excesivos y saber ahorrar para una finalidad concreta.

En cierto modo la libertad financiera, consiste en encontrar un equilibro emocional sobre la gestión y el uso del dinero. Pero la falta de cultura financiera, nos impide tener una visión clara cobre este tipo de ideas.

Hay mucha gente que se enfada si no le conceden un préstamo. Muchos suelen decir, “me lo tienen que dar porque yo lo puedo pagar”. Otros sin embargo son ricos en dinero, pero pobres en sus vidas. Es sintomático preguntarte ¿para qué quiero el dinero? y no ser capaz de dar una respuesta concreta.

He escuchado a menudo durante estos años de crisis que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Cuando en realidad se debiera decir, que el sistema había sido capaz de crear una gran cantidad de esclavos de las deudas y del dinero.

¿Sabes lo que es no poder marcharte de un trabajo que detestas por tener hipoteca? ¿Te imaginas quedarte sin trabajo cargado de deudas? ¿qué sentirías si no pudieses salir a tomar una cerveza por haberte comprado un coche que no necesitabas?

La falta de educación financiera, facilita que muchas personas pierdan su libertad financiera sin casi ser conscientes de ello. Si no quieres ser un esclavo más, simplemente te diré una cosa. Puede que los asuntos relacionados con el dinero te parezcan aburridos o tan fáciles que no requieran tu atención. Las finanzas personales no son un juego. Busca la libertad financiera y fórmate. No hacerlo puede conducirte a la ruina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguros de Salud Internacional
Translate